Categoría: Traduccion, Marketing multilingue

Información para introducir tu marca en nuevos mercados

20-ago-2020 15:28:02 / por Gear Translations

Introducir tu marca en nuevos mercados puede ser una forma eficaz tanto para hacer crecer el negocio como para obtener una ventaja competitiva y garantizar la supervivencia de la empresa en tiempos difíciles.

Según Expansión, en 2019, las ventas al exterior representaron el 23,94% del PIB español, con un importante crecimiento en la última década. Por lo que, cada vez son más las compañías que apuestan por la internacionalización y hacer llegar su propuesta de valor a clientes en nuevos mercados.

Como cualquier reto de expansión, abrir nuevos mercados no solo requiere de arrojo y un buen producto y equipo, sino también de disciplina y una estrategia para evaluar de forma adecuada las distintas oportunidades de crecimiento.

A continuación, analizamos qué pasos seguir para para introducir tu marca en nuevos mercados.

Pasos para introducir tu marca en nuevos mercados

Dar los pasos adecuados en los momentos oportunos permite aprovechar con éxito cada oportunidad, convirtiendo la internacionalización en un desafío satisfactorio:

  1. Definir los nuevos mercados

Antes de nada es preciso considerar aspectos como la demografía y las particularidades de las nuevas áreas geográficas en la que se desea incursionar. Algunos datos como el tamaño de la población, su crecimiento, la distribución en base a la edad, el nivel económico y los hábitos de compra pueden resultar relevantes.

Establecer el cliente objetivo y averiguar sus necesidades e intereses para crear un perfil también es esencial para poder ofrecer una propuesta de valor.

Según los datos del estudio que mencionamos más arriba, las empresas españolas exportan principalmente a Francia, Alemania e Italia. Sin embargo, otros mercados fuera de Europa como Estados Unidos, Marruecos o China también están entre los 10 primeros países destino de las exportaciones españolas. Por lo que, las oportunidades son cada vez más globales.

  1. Analizar los mercados

Investigar sobre cada nuevo mercado de en profundidad permite crear expectativas más acertadas en las que basar las estrategias de lanzamiento. Contar con estimaciones sobre la posible demanda, conocer las tasas de crecimiento del sector y comprender su tendencia o disponer de información sobre las posibles barreras de entrada resulta muy útil para poder tomar decisiones adecuadas.

En este mismo punto, un análisis de la competencia exhaustivo es clave para entender el funcionamiento del mercado, las expectativas de los clientes y encontrar esos vacíos de oferta en los que se hallan las grandes oportunidades.

  1. Conocer las propias capacidades

Una vez conocemos hacia dónde nos dirigimos y cuáles son las vías más efectivas para llegar hasta allí, es necesario preguntarse hasta qué punto la empresa dispone de los recursos necesarios. Hay que evaluar las capacidades internas y plantearse cómo pueden aprovecharse los recursos ya existentes para los nuevos propósitos. Tal vez ya se disponga de canales de venta útiles también en el nuevo mercado o de infraestructura y procesos aprovechables.

En cualquier caso, es esencial conocer de dónde se parte para saber qué es necesario ajustar o incorporar al introducir tu marca en nuevos mercados y calcular si se trata de una decisión financiera sólida.

  1. Priorizar y elegir el mercado

Si hemos considerado y evaluado diferentes mercados, disponemos de información suficiente como para saber cuáles son las ventajas y los riesgos esperables al introducirnos en cada uno de ellos. A partir de ahí, hay que establecer una lista de prioridades considerando la oportunidad que ofrece cada mercado para el negocio y, al mismo tiempo, el esfuerzo necesario y los riesgos a los que quedará expuesta la empresa.

Por supuesto, la decisión de si incursionar y dónde hacerlo debe tener en cuenta los objetivos y la propia identidad del negocio. Tal vez una empresa prefiera aventurarse y aprovechar una gran oportunidad aunque suponga un riesgo importante mientras otra considere más oportuno introducirse en un mercado de bajo riesgo, donde apenas se necesite inversión, aunque los beneficios que se estimen sean menores. En cualquier caso, lo principal es que la decisión se fundamente en información confiable.

  1. Desarrollar la estrategia de entrada

Tras escoger ese mercado atractivo en el que introducir tu marca, hay que desarrollar un plan de negocio capaz de aprovechar las oportunidades en ese nuevo mercado. Dependiendo de las circunstancias de la situación y de los propios objetivos de empresa se puede preferir una entrada lenta y manejable o una más agresiva que exija mayor flexibilidad organizativa.

En cualquier caso, entre otras se puede considerar aplicar las siguientes estrategias:

  • Exportación directa: esta es quizá la opción más recurrente cuando se busca introducir tu marca en nuevos mercados. Se asimila bastante al proceso en el mercado interno, pero deben solucionarse algunas cuestiones como la forma en que llega el producto o servicio al nuevo mercado.
  • Franquicias: se trata de una opción que puede ofrecer grandes facilidades en muchos tipos de negocio. Las franquicias permiten exportar el modelo de negocio y obtener ganancias cediendo en parte la gestión y la responsabilidad a los nuevos dueños que se comprometan con el proyecto.
  • Alianzas y asociaciones para distribución: en ocasiones la mejor opción es contar con apoyos externos que puedan ayudar a establecerse en el nuevo mercado o asociarse con una empresa local para poder ofrecer una propuesta de valor que tenga garantías de éxito.
  • Compra de una empresa local: esta opción puede suponer un coste considerable, pero también aporta muchos beneficios como relaciones ya establecidas con clientes, empresas y organismos regulatorios del área.

Del mismo modo, es preciso establecer la inversión necesaria y elaborar un plan de implementación que tenga en cuenta responsabilidades, plazos y tareas. Después será preciso realizar un seguimiento, tanto del proceso de implementación como de los resultados del lanzamiento.

  1. Comunicar en el idioma local

En muchas ocasiones, resolver los puntos anteriores conlleva un gran esfuerzo a nivel logístico o de finanzas y podemos pasar por alto algo esencial al introducir tu marca en nuevos mercados: 'hablar' el idioma de los nuevos clientes potenciales. No se trata solo de dirigirse en su lengua materna para romper barreras idiomáticas y que los nuevos clientes se sientan cómodos y seguros.

Se trata también de garantizar el entendimiento, la conexión con la cultura local y hacerlo de una forma cercana a su modo de comunicarse y relacionarse. Incluso es posible que existan requisitos regulatorios que cumplir en relación a la lengua que debe utilizarse en algunos puntos como el etiquetado y de acuerdo con el mercado en el que nos movamos. Por lo que, a la hora de dar a conocer la marca y la propuesta de calor de la compañía, este es un aspecto tan importante o más que los anteriores.

Desde Gear Translations podemos ayudarte a introducir tu marca en nuevos mercados con nuestra suite de soluciones avanzadas para facilitar los procesos de expansión que incluyen:

  • Analizador de competencia: para investigar nuevos mercados fácilmente y desde una plataforma centralizada con tan solo un par de clics.
  • Servicios de traducción avanzada: que combinan las mejores herramientas de traducción inteligente con equipos de traductores especialistas para garantizar la calidad técnica y tiempos récord de traducción.
  • Herramienta online para la formación del equipo: para crear piezas de contenido formativo más fácil, de forma colaborativa y online, disponibles para todos los equipos de la empresa, sin importar dónde se encuentre físicamente el personal o asociado a formar.

Aprovecha todas las oportunidades en tu proceso de expansión con la tecnología más avanzada.

Suscríbete al blog

Nueva llamada a la acción

Entradas recientes